PRIMERA ETAPA

Sin Costo

Diseño Bioclimático: Buen asoleamiento teniendo en cuenta las orientaciones solares y el emplazamiento. Lograr que ingrese más energía solar en invierno y lo menos posible en verano para ahorrar en calefacción y refrigeración. Sur bien aislado, el Norte abierto, Este con aberturas limitadas y Oeste con cámaras de aire.

Buena Iluminación y Ventilación Natural Cruzada: Se puede ahorrar hasta un 20% en la energía destinada a la calefacción y refrigeración. En iluminación el ahorro es del 45% si hay un buen diseño. La incorporación de aleros, pérgolas, parasoles permiten la ganancia solar directa en el invierno y el bloqueo del acceso de luz solar directa en el verano. Diseñar aberturas enfrentadas genera un flujo de aire que permite la ventilación natural y reduce los consumos energéticos en verano.

Vegetación: Incorporación de vegetación en el perímetro de la vivienda, permitiendo el enfriado del aire antes del ingreso a la misma.

 

Agua: El consumo se puede reducir a la mitad con sólo colocar mochilas de doble descarga en el inodoro y reductores de caudal en canillas.